De acuerdo a la información policial el occiso corresponde a David Germán Montecinos Quezada (30).

El hecho ocurrió en la vía pública,  frente al domicilio ubicado en avenida Juanita N° 190 y la muerte fue constatada en el Consultorio Raúl Silva Henríquez, ubicado en calle El Canelo, a pocas cuadras del sitio del suceso.

Los antecedentes recopilados en primera instancia, como la evidencia obtenida del sitio del suceso, reconocimiento fotográfico, empadronamiento y declaraciones de los testigos, según se indicó en fuentes policiales, indican que el fallecido se encontraba en su domicilio particular ubicado avenida Juanita N° 190, junto a su padre Marcos Aurelio Montecinos Bilbao (54), con quien tuvo una discusión con garabatos y amenazas por parte del fallecido hacia su padre. Esto según la PDI.

La disputa se trasladó hasta la vía pública frente al block del domicilio común, lugar en el cual el imputado se encontraba vendiendo artículos de limpieza. En el lugar se agredieron mutuamente cayendo ambos al suelo.

La víctima, de acuerdo a la investigación, subió hasta el departamento B-21, donde sacó un “palo” que tenía guardado, con el que bajó hasta donde se ubicaba el imputado, con el cual lo golpeó en el rostro.

El padre se defiende con un golpe de puño en la cara de la víctima, provocando que este último se desplome y comience a convulsionar, hasta que su madre lo intentó reanimar no teniendo resultados.

El hombre fue trasladado en un camión con personas desconocidas, quienes lo llevaron hasta el Consultorio Raúl Silva Henríquez, lugar donde constataron su fallecimiento.

Con los antecedentes recopilados por la Brigada de Homicidios e informados al Ministerio Público, se instruyó que el imputado, fuera previamente detenido por personal de la 66° Comisaría Bajos de Mena, para ser puesto a disposición del Juzgado de Garantía de Puente Alto por personal de la Brigada de Homicidios Metropolitana.

La causa de muerte del fallecido corresponde a “Crisis epiléptica y posible traumatismo encéfalo craneano”.

Una vez realizada la audiencia, el Fiscal a cargo no hizo solicitudes toda vez que “no contaba con el informe de causa de muerte de la víctima por parte del Servicio Médico Legal y la causa de muerte de la víctima fue indicada como no determinada”.

En la misma audiencia se dio orden de libertad, aunque la causa sigue abierta.