Según versiones de pobladores del sector, el individuo era un adulto de aproximadamente 40 años.

¿Qué pasó?

Una denuncia que se hizo a través de Whatsapp y que salpicó a varios grupos de esta aplicación de mensajería instantánea, llegó también a nuestro medio.

Para obtener las declaraciones de fuentes primarias, PALD -con el objetivo de informar rigurosamente-, se comunicó con una mujer conocida de la persona que emitió el mensaje, quien relató la situación acontecida ya hace un par de semanas.

Lamentablemente, la aludida no quiso referirse al tema, ya que jamás respondió nuestros constantes llamados, como tampoco nuestros mensajes.

Por otro lado, contactamos a carabineros encargados del cuadrante donde ocurrieron los hechos, pero resultó infructuoso, debido a que explican desconocer tal caso. Algo similar sucedió con Policía de Investigaciones.

Por ende, la información que daremos a conocer a continuación, se basa únicamente en el testimonio enviado por Whatsapp mencionado en el inicio de esta nota.

El hecho

Comienza el párrafo relatando la mujer, que se “encontraba de visita en casa de su suegra en calles Coquimbo con Tolpán”.

Alrededor de las 8 de la noche de dos domingos atrás, señaló que “aparecen dos niñas de unos 14 a 15 años llorando, que un tipo las venía siguiendo desde el campanario”.

El hombre sindicado iba conduciendo una camioneta de color verde, entonces “mi suegro y mi cuñado salieron a ver y justo venía el hermano de una de las niñas”, prosiguió.

En ese instante, ayudados por vecinos, lograron retenerlo, sin embargo se suma otro antecedente, ya que el individuo iba con el pantalón a medio subir, por lo que estiman podría haber sido un desequilibrado sexual.

Policía civil y uniformada llegó al lugar, aprehendiendo al imputado, quien llevaba consigo una pistola a fogueo y un destornillador de grandes dimensiones.

“Les cuento esto para que tengan cuidado con sus hijos e hijas, porque sé que vario de repente van a juntarse por ahí, incluyo a mi hija”, concluyó el texto de mensajería.