Esta historia recoge ribetes enternecedores luego que joven puentealtino encontrara la especie en la vía pública, la cobijaran por tres días y finalmente la liberaron en una laguna de la comuna de Batuco.

Hace algunos días vecinos de las calles Guadalupe con Del Caribe, hacían esfuerzos infructuosos por rescatar a un pato hembra de la especie “muda”, que se encontraba posada sobre uno cables eléctricos, lo que, también, hizo obligatoria la presencia de bomberos para su rescate.

Pese a la concurrencia al lugar de un carro de la especialidad de rescate con escala telescópica, la misión se vio frustrada debido al vuelo que emprendió el ave.

Estos fueron los inicios de una enternecedora historia, donde uno de sus protagonistas, es Rodrigo Garrido Olivares, de 24 años, quien caminaba por avenida El Peñón con Gran Caimán, encontrándose deambulando sin rumbo a esta pata “muda”.

La llevó hasta su hogar y comenzó a alimentarla, pero no hubo caso de domesticarla, sólo se dio el trabajo de buscar un lugar donde liberarla de manera segura.

Recorrió diferentes lugares donde pudiera quedar “Ambar”, como bautizó a esta especie, entre ellos el Parque Gabriela, el Zoológico Metropolitano y no fue recibida como residente.

Junto a su amigo Charly Algüero, la llevaron hasta la comuna de Batuco, donde existen unas lagunas en una reserva Nacional, siendo finalmente liberada el ave y cumplido el sueño de estos muchachos de brindar un lugar seguro para esta especie originaria de América Tropical.

Mayores detalles de esta historia, en edición impresa de sábado.   

Revisa video que nos envío Rodrigo:

También puede leer: