Pablo Godoy, kinesiólogo y jefe de Kinesiología Ambulatoria del Hospital Padre Hurtado, se refiere al trabajo de dichos profesionales en pandemia, que ha sido clave para ayudar a la recuperación de pacientes, quienes actúan junto a un equipo multidisciplinario.

Ante la crisis sanitaria del Covid-19, una de las tantas funciones que realizan los

kinesiólogos tiene que ver con la mantención, mejora y rehabilitación del sistema

respiratorio de una persona, aspectos esenciales considerando la sintomatología y las

consecuencias que genera el Covid-19 en el cuerpo humano, que en muchos casos requieren ventilación mecánica para sobrevivir, por lo que la presencia de estos profesionales de la salud es clave para la recuperación de los pacientes.

El kinesiólogo como profesional de la salud constituye una pieza fundamental en la atención de estos pacientes. Su rol se ha visto reflejado en las distintas etapas de la enfermedad desde la atención primaria y urgencia hasta la atención de pacientes en la unidad de cuidados intensivos y posterior al alta hospitalaria.

Pablo Godoy, kinesiólogo y jefe de Kinesiología Ambulatoria del Hospital Padre Hurtado, se refiere al trabajo de dichos profesionales en pandemia, que ha sido fundamental para ayudar a la recuperación de pacientes.

Revisa entrevista completa en nuestra edición digital: