Arrepentidos de la situación generada con las fotografías viralizadas en que aparecen junto al féretro del “Pibe de Oro”, se mostraron quienes realizaron el servicio funerario.

Señalando que no fue la intención de ellos, Claudio Fernández junto a su hijo Ismael, causar molestia a casi todo un país, con la fotografía hecha viral donde aparecen junto al féretro del 10 trasandino, Diego Armando Marado, fallecido el miércoles reciente, rompieron el silencio hoy.

La situación se generó en los momentos previos de que fueran trasladados los restos de Maradona hasta la Casa Rosada, donde se realizó su velatorio; esto, llevó a uno de los hombres a pedir disculpas por la situación generada, la que causó, indicó, indignación entre los argentinos.

“Estábamos acomodándolo antes de llevarlo y mi hijo, como todo pibe, levantó el pulgar y sacaron la foto. Pido respeto y perdón a todos”, consigna Claudio Fernández, quien aparece en una de las fotografías, en el portal Emol.

“No fue mi intención. Sé que mucha gente se ha ofendido, lo han tomado mal, sé que molestó”, agregó a otro medio argentino.

Las barras bravas de clubes de fútbol del vecino país, quienes reaccionaron furiosos ante tan vil acto, se unieron al rechazo que causó esta situación al abogado de Diego Armando Maradona (Q.E.P.D.), Matías Morla, quien afirmó que todos los responsables de semejante acto “van a pagar”.