“Queremos probar esta tecnología como una manera de modernizar el manejo de la basura”, explicó el alcalde Germán Codina, quien destacó el espíritu de mejora continua de la Municipalidad.

Los avances tecnológicos cada día están más presentes en aspectos cotidianos de la vida. Las ciudades inteligentes aprovechan dichos avances para seguir progresando en distintos ámbitos como el manejo de residuos. En este sentido, Puente Alto no se queda atrás y, una vez más, apuesta por la innovación.

La Municipalidad anunció la adquisición de trece contenedores inteligentes, que cuentan con un software de telegestión, además de compactadores internos que se activan con energía solar, lo que hace necesaria una menor frecuencia de retiro, lo que implica además una reducción de la huella de carbono.

Estos equipos funcionan con ciclos de compactación, que mediante sensores detectan el nivel de residuos. Entonces, se repite el proceso cada vez que es necesario, hasta que el depósito se llena. El equipo municipal de la Dirección de Medio Ambiente, Aseo, Ornato y Áreas Verdes puede monitorear su estado desde un celular, registrando el sistema la frecuencia de uso, llenado y eventuales alertas de fallas.

Evitar que los perros derramen los basureros

El alcalde Germán Codina destacó el espíritu innovador que tiene el municipio para hacer más eficiente los servicios que van directamente en beneficio de los vecinos: “Uno de los inconvenientes que enfrenta el equipo recolector de basura es que los contenedores ubicados en paraderos o plazas se llenan rápido, incluso antes del siguiente retiro. Esto significa que la basura queda a disposición, por ejemplo, de los perros, que los botan y desparraman”.

Por eso, dijo, queremos probar esta tecnología como una manera de modernizar el manejo de la basura, tal como ya lo estamos haciendo en otras materias, como el reciclaje”.

Asimismo, estos basureros inteligentes se caracterizan por ser antivandálicos, capaces de resistir desastres naturales y situaciones cotidianas que puedan ocurrir en los espacios públicos.

Estos dispositivos, financiados por Subsecretaría de Desarrollo Regional y Administrativo (SUBDERE), serán ubicados en puntos de la comuna de alta afluencia, como la Plaza de Puente Alto, paraderos del Transantiago en Avenida Camilo Henríquez, en el sector de “Cerrito Arriba”, el edificio Consistorial de la Municipalidad, entre otros.