Con las medidas cautelares de prohibición de acercarse a su hija y la asistencia obligatoria a programas de control de impulsos para su evaluación o eventual tratamiento, quedó un hombre de 36 años, detenido por carabineros, luego que la niña de 14 años lo denunciara de golpearla al menos en dos ocasiones en igual número de días.

El hecho que llevó a carabineros de San José de Maipo a detener al hombre, quedó al descubierto cuando la propia víctima llamó al 133 para denunciar que sufría violencia intrafamiliar.

En la comunicación que ella  realizó escondida en su pieza, relató que había sido agredida, situación por la que carabineros se dirigió al lugar, verificando que la joven mantenía lesiones en el rostro y en los brazos, según se informó. También habría recibido golpes en sus piernas

La teniente Romina Sanhueza indicó que carabineros concurrió de manera inmediata y que siempre se mantuvo el contacto telefónico con la menor, confirmando que fue encontrada lesionada al interior de la habitación, presentando las lesiones descritas. La primera agresión se habría producido cuando se encontró con su padre en Puente Alto, para luego repetirse a la mañana siguiente, según la denuncia.

En esas circunstancias se realizaron patrullajes y horas después se produjo la detención del sujeto, de quien al momento de proceder al registro de las vestimentas, se le encontró en uno de sus bolsillos marihuana lista para su consumo, la que estaba al interior de un frasco.

La denunciante fue trasladada a un centro asistencial, donde se constataron lesiones que fueron descritas en la audiencia de formalización de cargos.

Se indicó en un primer momento que la adolescente vivía hace tres meses con su padre, por iniciativa propia y con consentimiento de la madre, pero de acuerdo a la información que fue puesta en conocimiento de la Fiscalía local de Puente Alto la víctima dijo que tomó la decisión bajo amenazas, siendo obligada a decir a su madre que se encontraba bien.