A disposición de la justicia quedó una mujer que fue sorprendida vendiendo una bicicleta que estaba denunciada como robada.

La detención se produjo cuando personal de la Sección de Investigaciones Policiales (SIP) de la 66ª Comisaría Bajos de Mena, tomaron contacto con un denunciante de un robo.

Explicó que habían sido víctima de delincuentes, ocasión en la que los desconocidos sustrajeron una serie de especies, incluidas unas bicicletas.

En los días siguientes buscó en redes sociales hasta que pudo tener contacto con una mujer que realizaba la venta de especies, entre ellas las bicicletas robadas.

Le habló, conversaron el precio y una vez que la tuvo convencida, acudió a carabineros con a finalidad de relatar los hechos. Personal SIP acudió con el afectado a un domicilio ubicado en la villa Volcán III, pero verificaron que la bicicleta acordada ya había sido vendida a un tercero, lo que se lo señaló mediante mensaje.

Fue ella misma quien le indicó que había una segunda bicicleta, que también era del denunciante, por lo que finalmente llegan a su domicilio.

Cuando ella sale con la bici fue inmediatamente reconocida, momento en el que entran en acción los efectivos de la SIP que se identifican como carabineros y proceden a la detención de la mujer, quien sólo se limitó a decir que la habían adquirido en un remate.

En la revisión de los antecedentes se comprobó que registraba antecedentes por receptación de vehículo robado.

En su poder mantenía 300 mil pesos de los que no explicó origen, pero que se presume los obtuvo de ventas anteriores, por lo que el monto fue incautado y puesto a disposición de la Fiscalía local de Puente Alto.

La detenida por su responsabilidad en este hecho, fue identificada como Sandra Céspedes, quien al momento de ser detenida estaba sin mascarilla y además sin permisos para estar en la vía pública.