Esta enfermedad tiene una amplia variedad de síntomas y se caracteriza por afectar a niños y adolescentes expuestos al coronavirus. En Chile se han registrado más de 170 casos.

El Síndrome Respiratorio Multisistémico (PIMS en inglés) es una afección que puede ocurrir en niños y adolescentes que se hayan contagiado de COVID-19. Esta enfermedad es una reacción retardada del organismo que intenta superar el virus, lo que causa una respuesta inflamatoria en todo el cuerpo. “En gran parte de los casos, afecta al sistema inmunológico, cardiovascular, respiratorio, gastrointestinal y/o neurológico”, comenta la Dra. Gema Pérez, pediatra broncopulmonar de Clínica Vespucio.

La inflamación es una respuesta natural de las defensas del organismo para combatir infecciones. Sin embargo, en el Síndrome Inflamatorio Multisistémico la sobreestimulación del sistema inmune comienza a atacar partes sanas del organismo. “En algunos casos con sintomatología respiratoria puede ser necesario apoyo de ventilación mecánica”, agrega la especialista.

Síntomas asociados al PIMS

  •  Fiebre más de 3 días continuos.
  • Compromiso del estado general o decaimiento importante.
  • Conjuntivitis (ojo rojo) sin secreción.
  •  Adenopatías o ganglios inflamados a nivel cervical.
  • Lengua aframbuesada, boca o labios rojos e inflamados.
  • Dolor abdominal intenso (tipo apendicitis).
  • Lesiones cutáneas tipo salpullido.
  • Compromiso de conciencia.

Hay algunos síntomas del PIMS, detalla la Dra. Pérez, que pueden superponerse con otras afecciones raras, como la enfermedad de Kawasaki. Las complicaciones de cada una de estas patologías pueden aquejar, por ejemplo, al corazón, pulmones o sistema digestivo. “La enfermedad de Kawasaki tiende a afectar a niños menores de cinco años, mientras que el PIMS se produce en niños mayores y adolescentes”, puntualiza.

De momento, la principal forma de abordar esta enfermedad es tratando los síntomas asociados a ella y consultar en un servicio de urgencia antes la aparición de los mismos de forma conjunta. De ser necesario, los médicos indicarán un tratamiento farmacológico o de observación del menor, hasta curar la enfermedad.

Suscríbete al newsletter de Clínica Vespucio y conoce más sobre esta y otras enfermedades en www.clinicavespucio.cl