• En Estados Unidos la FDA batió el récord aprobando en cuatro años más de 100 solicitudes de fármacos similares. Chile no se queda atrás: elabora y distribuye los genéricos más económicos de Latinoamérica. Desde la Asociación Industrial de Laboratorios Farmacéuticos sugieren mayor apoyo estatal e inversión I+D para la bioequivalencia.

Los chilenos gastan en promedio $60 mil pesos al mes en medicamentos, cifra que no sorprende: de todos los países de la OCDE (Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos), en Chile solo un pequeño grupo de la población recibe cobertura de parte del Estado o de las aseguradoras, al contrario de lo que ocurre en otros países, donde sí existen seguros complementarios, públicos y privados que financian gran parte de los costos en medicamentos.

Bajo este panorama, los genéricos y genéricos de marca toman real importancia en las economías. En los últimos cuatro años, la FDA (Administración de Medicamentos y Alimentos, en español) ha aprobado en Estados Unidos más de 100 solicitudes de genéricos por medio de un plan que fomenta y acelera el desarrollo y la comercialización de estos medicamentos; mientras que en México, según informa la Asociación Nacional de Distribuidores y Laboratorios de Medicamentos Genéricos, los genéricos y genéricos de marca ya representan el 90% del total de compras de fármacos en ese país.

En el caso de Chile, posterior a 2013, las autoridades sanitarias adoptaron una serie de medidas a largo plazo para implementar la intercambiabilidad; una de ellas, la acreditación gradual para la bioequivalencia, plan donde la industria farmacéutica local, en principio, invirtió más de US $100 millones en sus plantas locales para cumplir en dos años con la equivalencia terapéutica.  Hoy los medicamentos genéricos y genéricos de marca son los más económicos y preferidos por la población; lo confirma la misma Fiscalía Nacional Económica en su informe de 2018 sobre el mercado de los medicamentos.

Cuando termina la patente de un medicamento innovador, nosotros podemos ofrecer un medicamento alternativo al mercado y generar una disminución de hasta 50% en el precio frente al innovador, porque, claro, entramos a competir. Según IQVIA, nuestros genéricos hoy tienen un valor promedio de 1,1 dólar versus 4,4 dólares en Latinoamérica”, explica Elmer Torres, vicepresidente ejecutivo de la Asociación Industrial de Laboratorios Farmacéuticos, gremio chileno que reúne a 13 laboratorios que elaboran y distribuyen medicamentos genéricos y genéricos de marca.

Recientemente el Instituto de Salud Pública, ISP, consignó que a la fecha existen en Chile 2.497 productos con pruebas de bioequivalencia. En Asilfa valoran el número, aunque sostienen que es insuficiente para establecer una intercambiabilidad plena, ya que el universo es mayor a los 8.000 productos. Por esto creen necesario que, junto al esfuerzo desplegado por los laboratorios, se requiere de plazos razonables para completar esta tarea. “Solo una bioequivalencia completa y Buenas Prácticas de Manufactura certificada permiten la intercambiabilidad segura, eficaz y de calidad para la población. En Chile es posible, no olvidemos que el ISP cuenta con agencia nivel IV por la Organización Panamericana de Salud, OPS, lo que significa que tiene la capacidad necesaria para materializarlo.”, agrega Torres.