Policía de Investigaciones se encuentran en las primeras diligencias, para descubrir posibles vínculos en ambos robos.

¿Qué pasó?

Este miércoles, se produjo el segundo asalto en menos de una semana,  a una de las tiendas más prestigiosas a nivel de alta costura. Esta vez, los ladrones actuaron con mayor violencia, ya que utilizaron armas de fuego, lanzando tiros al aire, amenazando a transeúntes y trabajadores del lugar.

El prefecto de la Policía de Investigaciones Julio Caro, jefe de la Brigada Investigadora de Robo Oriente, señaló que el hecho ocurrió a eso de las 14.00 y los sujetos se llevaron especies avaluadas en unos 100 millones de pesos.

Los antisociales se movilizaban en un automóvil BMW color azul. El policía señaló que los sujetos realizaron al menos dos disparos en plena vía pública, para luego emprender la huida en dirección norte. Los detectives se encuentran revisando cámaras de seguridad para dar con el paradero de los asaltantes.

Clientes de un restaurante vecino a la tienda de Sarika Rodrik, se ocultaron debajo de las mesas, aterrados por la situación.

Primer asalto sucedió el sábado

Al mediodía, alrededor de seis delincuentes ingresaron a la tienda -que se ubica en la acomodada calle Isidora Goyenechea-, sustrayendo especies avaluadas en 400 millones de pesos.

Solo cinco minutos demoraron en perpetrar el atraco, donde intimidaron a la dueña y trabajadoras, se movilizaban – según testigos-, en dos vehículos.

La advertencia de la hija de Sarika Rodrik

Nikole Rosenberg  declaró a los medios de comunicación que saldrán adelante y afirmó que las prendas sustraídas no generarán cuantiosas ganancias en el mercado ilegal.

Ofuscada por el escenario delictual del cual fue víctima su madre, hizo una dura advertencia a los ladrones: “Pueden volver a entrar diez veces más, pero la próxima es sin llorar, porque los vamos a matar”, expuso.