La neonata dejó de existir por el traspaso de la droga hacia su organismo, provocando una falla multisistémica.

¿Qué pasó?

Una mujer fue condenada a 15 años y 1 día de prisión por el delito de parricidio, tras intoxicar y dar muerte a su bebé, luego de consumir cocaína y amamantar a la menor de edad en 2017 en Viña del Mar, región de Valparaíso.

La víctima era una niña recién nacida, cuya madre no obedeció la orden del Juzgado de Familia de mantenerse internada tras el parto, debido a su situación de adicción a estupefacientes.

Al llegar al hogar, la madre consumió cocaína, la cual se traspasó a su organismo, metabolizando la droga mediante la leche suministrada posteriormente a la menor de edad, lo que provocó una falla multiorgánica por intoxicación y, en consecuencia, la muerte, según confirmó Lionel González, fiscal de Viña del Mar.

¿Qué dijo Fiscalía?

El fiscal señaló que la incriminación de la imputada no solo se argumenta en pruebas científicas, sino que también en pruebas testimoniales e inferenciales, pues se apoya en indicios de alta fiabilidad, por lo tanto, la condena a la imputada deberá cumplirse de manera efectiva.

La experta en toxicologíaa y además docente de la Universidad de Valparaíso, María Fernanda Cavieres, aseguró que el uso de drogas de abuso son totalmente incompatibles con los periodos de lactancia.

En la misma línea, agregó la profesional, que debido a la estructura química de la cocaína, ésta droga tiende a pasar fácilmente a la leche materna y luego al bebé, por lo tanto, aunque haya un pequeño rastro de dicha sustancia en la sangre de la madre, tenderá espontáneamente a metabolizarse.