Según el medio digital Ex-Ante, de total de ingresos ilegales más de 28 mil corresponden a ciudadanos venezolanos. El Gobierno sólo lleva 9 expulsiones administrativas

¿Qué pasó?

Según publicó el citado medio, a la fecha se registran 38 mil ingresos clandestinos a Chile, lo que confirma que la política migratoria no está siendo efectiva.

ExAnte asimismo, adelanta que de mantener la tendencia, “se espera que el año 2022 sea el año con más ingresos clandestinos de la historia reciente”.

El estudio se basa en las cifras del Observatorio de la Migración Responsable, que es administrado por el ex director de Extranjería de Sebastián Piñera, Álvaro Bellolio.

Los números entregados en el informe confirman que las entradas ilegales provienen en su gran mayoría de ciudadanos venezolanos, que llevan a la fecha 28.177.

Otro dato que aporta el informe es que el Gobierno de Boric lleva 9 expulsiones administrativas, que son aquellas gestionadas por el propio Servicio.

El portal recalca que el Servicio de Migraciones tiene un mandato judicial y en ese otro plano, cuando un tribunal decreta la expulsión, el número de expulsados sube.

Gobierno de Boric lleva 9 expulsiones

A la fecha se han materializado 462 expulsiones, de las cuales 393 se concentran hacia los países vecinos de Perú y Bolivia.

Campamentos transitorios

Otra de las conclusiones del informe es que en relación a vivienda persisten los campamentos transitorios y albergues en espacios públicos.

“No se ha avanzado en generar las herramientas para fiscalizar el hacinamiento, arriendo y subarriendo abusivo”, aclara el documento.

A modo de ejemplo, se señala que en Tarapacá el campamento “La Mula” tiene 5.000 habitantes y 30 cuadras de largo.

Mientras que en el campamento La Pampa, ubicado al sur del nuevo hospital de Alto Hospicio, “viven 16.000 personas en 114 hectáreas”.

Eso lo distingue a este último como el campamento más grande de Chile.