Con cinco personas detenidas y diligencias operativas de la PDI en contra de un clan que vendía y distribuía drogas en Puente Alto, La Granja y San Ramón, culminó un operativo de la Policía de Investigaciones que le asestó un duro golpe a una banda criminal liderada por dos hermanas.

En el procedimiento policial denominado “Matriarcas”, se materializó la detención de tres hombres y dos mujeres hermanas, siendo estas últimas las cabecillas de la organización.

Se detalló que una de ellas mantenía al momento de la detención antecedentes por homicidio, mientras que uno de los sujetos tiene prontuario por tráfico de drogas, además de una orden de detención pendiente por el mismo delito.

De los otros imputados se informó que registraban antecedentes por robo con fuerza y falsificación de licencia de conducir y finalmente el último detenido varón  también presentaba registro por tráfico de drogas.

Tras un allanamiento a cinco domicilios, se incautó cocaína base (3.337 gramos),cannabis sativa (14 plantas y 35 gramos en dosis),ketamina (49 g) y clorhidrato de cocaína (110 gr.).

El avalúo de la droga incautada está avaluada en 60.410.000 millones. Esto se suma a la incautación de más de $2 millones en efectivo, armas y munición.

Además de las comunas descritas, el grupo mantenía su principal centro de operaciones en la comuna de Cerro Navia.

De los detenidos se informó que forman parte de una violenta banda delictual dedicada a la venta, acopio y distribución de droga. Las sustancias ilícitas eran comercializadas por diversos traficantes y microtraficantes de las comunas de Puente Alto, La Granja y San Ramón.

César Jerez, inspector de la Brigada Antinarcóticos Metropolitana Sur, indicó que la agrupación delictual “era liderada por dos mujeres, por este motivo el operativo recibe el nombre de ‘Matriarcas’. Ellas se dedicaban principalmente a recepcionar altas cantidades de droga para abultarla y distribuirla a distintos traficantes de la zona sur de Santiago”.

Todos los detenidos quedaron a disposición de la justicia, quedando cuatro de ellos en prisión preventiva.