Carabineros nuevamente tuvo que intervenir en una fiesta clandestina, concretando la detención de 12 personas por infringir las normas sanitarias.

El hecho se registró pasadas las 03:50 horas en la calle El Abanico, en Peñalolén, lugar hasta donde acudió personal uniformado, alertado por denuncias de vecinos. En el inmueble, hombres y mujeres, participaban de un asado.

“Esta noche, nuevamente un grupo de irresponsables fueron detectados por Carabineros de la tenencia San Luis de Peñalolén en una fiesta clandestina, donde 12 personas, todas adultas, no respetaron la salud pública, infringiendo la normativa existente para poder superar esta pandemia”, señaló el capitán Álvaro Bravo, haciendo un llamado a la responsabilidad “como Carabineros seguiremos fiscalizando para que la seguridad de todos esté garantizada“, dijo.

Se informó que de detenidos, dos mujeres son reincidentes en este tipo de delito, por lo que pasarán a control de detención durante esta mañana por infraccionar el artículo 318.