Hoy lunes 3 de agosto comienza a regir el último paso de la ley 21.100, la cual prohíbe la entrega de bolsas plásticas en almacenes de barrio y ferias libres, lo cual de no cumplirse podría llevar a pagar multas de hasta 5 UTM, lo cual equivale casi a 250 mil pesos, la cual será aplicada por el Juzgado de Policía Local correspondiente.

La ley comenzó a implementarse en febrero del año 2019 y tuvo una fase inicial en supermercados y tiendas del retail, mientras que el comercio pequeño y feriantes podía entregar máximo dos bolsas por compra, lo cual ya no será posible.

Es importante destacar que “lo que está prohibido es la bolsa plástica de acarreo. Sin embargo, aquella bolsa que es necesaria por motivos de higiene, como por ejemplo la que lleva el pan o la del jamón, no está prohibida”, señaló la ministra de Medio Ambiente, Carolina Schmidt.

Según cifras del ministerio antes de que la ley fuera puesta en marcha, se utilizaban 3.500 millones de bolsas plásticas al año, cifra que tras la entrada en vigencia de la ley se redujo en cinco mil millones de unidades.