El economista DC, candidato constituyente por el Distrito 12 por la Lista del Apruebo, se refiere a sus propuestas y el Chile que espera a futuro, de mayor participación ciudadana en temas país. 

Los partidos que integran Unidad Constituyente (PPD, PS, PR, DC, PRO y Ciudadanos) junto a Nuevo Trato y organizaciones ciudadanas, presentaron a mediados de enero “La Lista del Apruebo”, compuesta casi en un 50% por candidatos independientes. En la oportunidad, se comprometieron a honrar la decisión de cerca del 80% de los chilenos y chilenas de cambiar la actual Constitución.

Guillermo Larraín (DC), economista, académico, investigador y consultor y político es uno de los candidatos a constituyentes ya inscritos por dicha lista, quien competirá por uno de los siete cupos del Distrito 12, que componen las comunas de Puente Alto, La Florida, San José de Maipo, Pirque y La Pintana.

“Trabajé mucho tiempo en el Gobierno, y poseo una vocación de servicio público. Fui presidente del BancoEstado y Superintendente de Valores y Seguros. Desde hace 10 años que vengo investigando el tema constitucional y creo que a nivel de los economistas, debo ser uno de los pocos que venía realizando ese trabajo. Tengo un libro publicado, “El otro modelo” de 2013, en donde ya se planteaba la necesidad de una nueva Constitución para Chile”, comenta Larraín a PALD.

DEMOCRACIA DE CALIDAD

-¿Y esa experiencia le llevó a la decisión de ser candidato constituyente?

-Sí, de todas maneras. De hecho después empecé a trabajar en otro libro, que aparecerá ahora, en marzo, “La estabilidad del contrato social”, donde se trata de entender el problema de la Constitución desde un punto de vista estrictamente económico, y cuando se analiza el contrato social como fenómeno, te das cuenta que hay condiciones de estabilidad que en Chile se están violando, y que no debiera extrañarnos tanto que haya pasado lo que pasó, me refiero al estallido social. Eso sí, la forma  y el tiempo en que sucedió no se podían predecir, pero sí habían problemas institucionales serios que manejándolos bien a nivel constitucional podrían haberse evitado.

-Sus ejes de acción van claramente dirigidos a materias más ligadas al quehacer económico. En este sentido, ¿cuáles serían?

-Básicamente, tengo propuestas en muchas áreas, en aguas, en medioambiente, derechos sociales tales como pensiones, salud, educación, reformas del  Estado, pero todo eso colapsa en una sola gran cosa, que quiero que la ciudadanía lo tenga claro: todos se va a juzgar en la calidad de la democracia que tengamos. Necesitamos  que la democracia futura sea de primer nivel y para eso se entiende que ésta sea ágil, flexible, atenta a las demandas ciudadanas y que pueda ir manifestándose en reformas sustentables.

Revisa entrevista completa en nuestra edición digital: