El sábado 1 de octubre, cinco camiones fueron incinerados al interior de una empresa de áridos del sector de San Gerónimo; los presuntos responsables se descartan de atentados mapuches.

¿Qué pasó?

A través de redes anarquistas, la Célula Insurreccional por el Maipo se adjudicó el atentado a los camiones tolva el fin de semana recién pasado, invocando causas medioambientalistas. Junto con esto, apartó todo vínculo con la causa mapuche en la Macrozona, como sostuvieron algunos ante el modus operandi que ocupan grupos radicalizados en el sur.

¿Cómo ocurrió el atentado?

Personal de seguridad de la empresa de áridos donde se situaban las máquinas, pidió con urgencia la llegada de bomberos, al ver que cinco camiones ardían en llamas. El incendio finalmente los consumió en su totalidad.

Las características del hecho y las imágenes eran similares a lo que habitualmente ocurre en la Macrozona Sur, algo que los mismos presuntos autores se apuraron en aclarar, respecto a que no existe ningún tipo de relación con la violencia rural en este ataque.

Confirmación del ataque vía redes sociales

Durante las últimas horas, a través de páginas vinculadas a movimientos anarquistas, el grupo Célula Insurreccional por el Maipo se adjudicó el ataque y confirmó la tesis inicial de los investigadores sobre la posible intervención de terceros. Esto, porque según explicó bomberos el día del incidente, se encontró un bidón con bencina en las cercanías del siniestro.

Los hechos ocurrieron en un predio de 18 hectáreas, donde se encuentra la empresa de áridos Baeza, ubicado en la intersección de Camino Internacional con Avenida Ejército, en esta capital provincial. Las pérdidas, según la estimación de la empresa, asciende a $300 millones.

 “Devastación directa de la ribera del Maipo”

Tras la concurrencia de bomberos de esa comuna, las llamas lograron ser controladas y consigo quedó al descubierto el daño que había causado y la destrucción de los cinco vehículos de carga pesada.

En los sitios anarquistas, donde recurrentemente estos grupos suelen adjudicarse hechos de similares características, la Célula Insurreccional por el Maipo reivindicó el ataque y entregó sus supuestas razones para ejecutarlo. Según expresaron a través de un comunicado, lo hacen en defensa del río Maipo, apuntando directamente al trabajo que realiza la empresa de áridos.

En el texto asegura que la empresa “genera millonarias ganancias mediante la devastación directa de la ribera del Maipo, excavándola para extraer áridos y arenillas, arriendo de maquinarias destinadas a la excavación y movimiento de áridos y tierras, contratos con el MOP y construcciones de autopistas, contando además con múltiples licitaciones cedidas por municipalidades, las que en gran parte provienen de alcaldes y concejales pertenecientes al partido de Renovación Nacional (RN)”.