El joven candidato constituyente por el distrito 12 no cuenta con el apoyo de partidos ni conglomerados políticos. “Los independientes van a poder representar a sus comunidades, a esa gente que rara vez es escuchada”, afirma.

Un trabajo puerta a puerta fue el que realizó Gabriel Molina Villanueva (31) para poder reunir las firmas necesarias para inscribir su candidatura como constituyente independiente por el Distrito 12, de cara a las próximas elecciones del 10 y 11 de abril.

            Sin el apoyo de un partido o conglomerado político, el joven pircano logró sacar adelante este gran anhelo, a punta de sacrificio y esfuerzo.

Segundo de 5 hermanos, Molina es vecino del sector de El Clarillo. De profesión contador público y auditor USACH, trabaja actualmente en una empresa familiar en el área de finanzas.

Es primera vez que postulo a un cargo de elección popular. Soy miembro de una Iglesia, y el 2009 me desempeñé  dos años como misionero a Colombia. Siempre he tenido vocación de servicio y de ayuda a los demás, dando lo mejor de mí. Ahora, recientemente, estuve ayudando en San Alfonso con lo del aluvión en el Cajón del Maipo, en labores de limpieza y reconstrucción”, sostiene el candidato constituyente a PALD.

EJES DE ACCIÓN

-¿Qué le motivó a ser constituyente?

-La principal motivación es entregar el mensaje que los ciudadanos comunes y corrientes podemos impactar e incidir en el país que queremos. Quiero ser la voz de los vecinos y vecinas del distrito y poder llevar a la Convención Constitucional sus ideas, en donde se puedan escuchar dichas problemáticas.

-¿Cuáles serían sus principales prioridades, en caso de ser elegido?

-Me parece vital, primero que todo, que volvamos al sentido común como sociedad, y que la honradez y la honestidad se valoren, así como el profesionalismo. Que exista respeto y que podamos tener tolerancia. 

En temas prioritarios,  me parece que el agua se considere un bien nacional de uso público, que la educación vuelva a ser del Estado en el sentido que se garantice la misma calidad tanto en el sector público como privado, en todo el territorio. Asimismo, que la salud sea digna y no esté condicionada al pago para recibir una atención como corresponde, o de la comuna en la que se viva. También creo es importante que los políticos y servidores públicos deben perder el temor a que la ciudadanía nos evalúe, para darnos a entender cómo se están haciendo las cosas.

Revisa entrevista completa en nuestra edición digital: