Al verse imposibilitado de ofrecer resistencia se “descargó” lanzando el arma en el domicilio más cercano.

Con un detenido que en el día de hoy será puesto a disposición del Juzgado de Garantía de Puente Alto, culminó un procedimiento desarrollado por carabineros de la Sección de Investigaciones Policiales (SIP) de la Vigésima Comisaría de Puente Alto al interior del barrio prioritario, Carol Urzúa.

El procedimiento policial se desarrolló cuando efectivos de la SIP desarrollaban labor preventiva en la mencionada población, en el marco de las fiscalizaciones para el cumplimiento de las normas sanitarias por la pandemia Covid-19.

De esta forma se detectó la presencia de un individuo que se encontraba en la intersección de los pasajes 17 y 32. Se iba a proceder a su control, pero el sujeto sacó un arma de fuego con la que amenaza a los carabineros, por lo que los efectivos de la sección especializada, debidamente identificados, sacó su armamento de servicio para hacer deponer la actitud al desconocido.

Fue en ese momento cuando el sujeto deja de apuntar y lanza el armamento sobre el techo de una vivienda del sector.

Al ser recuperada y en una inspección inicial se determinó que se trataba de una pistola a fogueo con características idénticas a un armamento real.

El procedimiento policial se trasladado a la unidad policial de calle Balmaceda, lugar en el que se verificó que el antisocial detenido mantenía antecedentes policiales previos, pero sin requerimientos judiciales pendientes.

Las causas previas eran por robo con violencia y robo con violación, según se informó

Al momento de ser capturado no tenía los permisos necesarios para estar en la vía pública en cuarentena, por lo que por instrucción del Ministerio Público quedará a disposición del Tribunal por amenazas a carabineros en servicio y por infracción al artículo 318.