Con cuatro detenidos, tres de ellos por infracción al artículo 318 y uno por infracción a la Ley 20.000, de Control de Drogas, dejó una diligencia policial desarrollada por personal SIP de la 20ª Comisaría de Puente Alto.

Ya habían pasado algunos minutos desde el inicio del toque de queda que rige en el país, cuando efectivos de la Sección de Investigaciones Policiales, que realizaban un servicio focalizado, detectaron la presencia de un vehículo particular con dos hombres y dos mujeres al interior que se desplazaban por las cercanías de Coquimbo con avenida San Carlos.

Se les efectuó una fiscalización de rutina, verificando que ninguno de los ocupantes mantenían permisos o salvoconductos exigidos por la autoridad sanitaria en tiempos de pandemia.

A lo anterior se sumó que el conductor y su copiloto presentaban antecedentes policiales, pero sin causas pendientes en su contra, por lo que se procedió a la detención del grupo por no contar con los respectivos permisos de desplazamiento.

En esas circunstancias se efectuó el registro de vestimentas circunstancia en que al copiloto se le encontró la cantidad de $2.666.000 pesos en efectivo, además de 51.5 gramos de marihuana, 20 envases contenedores de ketamina, 10 pastillas de éxtasis y 10 píldoras de clonazepan, por lo que además quedó a disposición del Tribunal por Ley de Drogas.

Debido al tipo de drogas, una patrulla de servicio de OS-7 se trasladó a la comisaría de calle Balmaceda para el peritaje de la  ketamina.