Una pareja de vecinos del citado sector, tras una discusión que se dio a los gritos, se desquitó con la inocente mascota. El caso se encuentra en investigación, para aclarar si fue el hombre o la mujer quien agredió al perro.

¿Qué pasó?

La mañana de ayer, se registró en el sector de Bajos de Mena, un brutal caso de maltrato animal hacia un can, al cual le clavaron un cuchillo en su cabeza. El hecho lo habría desencadenado una discusión entre dos personas, y uno de ellos con la rabia desatada, se desquitó con la mascota.

Respecto de las declaraciones de la dueña del perro llamado Baby, contó que el can está en riesgo vital y producto de la aberrante agresión, interpuso una denuncia ante la 66° Comisaria Bajos de Mena.

¿Cómo se dieron los hechos?

De acuerdo al testimonio de la dueña del perro llamado “Baby”, esto ocurrió cerca de las 5 de la mañana, cuando vecinos protagonizaron una fuerte discusión. Tras esto, uno de los involucrados se habría desquitado con el animal, enterrando un cuchillo en su cabeza.

En medio del altercado, la mujer dice que su pareja escuchó que algo había sucedido con su mascota: “Decían ‘te doy tres días para que el perro viva’, ‘mira lo que hice por tu culpa'”.

Luego, la pareja de la dueña de “Baby” se dirige hacia el exterior del domicilio, percatándose de la cruel agresión hacia su inocente mascota, reveló: “En el momento, quise tratar de sacárselo (el cuchillo), pero no podía. Fue con fuerza, fue con maldad”.

Sobre los despiadados agresores, indica que “se encerraron en un departamento y no salieron en todo el día. Yo tengo miedo porque tengo mi hija de 2 años y si lo hicieron con el perro, puede ser con una persona”.

¿Cómo se encuentra el can?

El veterinario José Quetalpillan, señala que “Baby” fue llevado por su dueña hasta la consulta veterinaria y que al atenderlo por la grave lesión, se encontraba “consciente” pero “adolorido”.

“Pudimos constatar una lesión gravísima en su cráneo por un cuchillo aproximadamente de 20 centímetros, que atravesaba el hueso temporal. El paciente llegó consciente, alerta, sí un poco adolorido”, explicó el médico veterinario.

Se está evaluando una operación para quitar el arma cortopunzante del cráneo de Baby, quien fue sometido a una serie de exámenes radiológicos. Este jueves, lo atenderá un especialista en neurocirugía, quien determinará si es factible o no poder quitar el cuchillo enterrado por el agresor.

Veterinario impactado por la brutal lesión

José Quetalpíllan comentó que jamás había sido testigo de un hecho de esta magnitud, en sus 20 años de servicio médico hacia los animales.

“En casi 20 años de servicio como médico veterinario, nunca había visto una lesión de tanta magnitud, pero también, así como veo esto tan malo, hemos visto muchas personas que nos han tratado ayudar”, agregando que clínicas del sector comprometieron su ayuda para “sacar adelante al paciente”.

Maltrato animal penado por ley

La ley considera maltrato o crueldad animal cualquier acción u omisión, ocasional o reiterada, que injustificadamente cause daño, dolor o sufrimiento a un animal.

La pena mínima va desde los 61 días hasta los 3 años de privación de libertad y multa de 2 UTM a 30 UTM ($100.000 a $1.500.000 aproximadamente), o sólo la multa, dependiendo del caso. El castigo se agrava cuando de dichas conductas resultan daño para el animal, adicionando a la pena de privación de libertad ya señalada, una multa de 10 a 30 UTM ($500.000 a $1.500.000 aproximadamente) además de la inhabilidad absoluta para toda la vida para tener cualquier tipo de animales.

En el caso de Baby, donde las lesiones arriesgan la vida del animal, se impondrá la pena de 541 días a 3 años de privación de libertad y multa de 20 a 30 UTM ($600.000 a $1.500.000 aproximadamente), además de inhabilidad absoluta perpetua para la tenencia de animales.