La corporación y la empresa firmaron un convenio para apoyar al Establecimiento de Larga Estadía de Adultos Mayores (ELEAM) Balmaceda en su proceso de formalización para su funcionamiento. La iniciativa le entregará un nuevo domicilio a este recinto que es parte de los 20 establecimientos informales que hay en la comuna. En Puente Alto viven 52.000 adultos mayores, de los cuales 223 habitan en este tipo de residencias.

En 2019, Claudio Bravo y su familia decidieron crear un Establecimiento de Larga Estadía para Adultos Mayores (ELEAM) en su comuna, Puente Alto. Ubicado en Teniente Bello 287, nació ELEAM Balmaceda, en el que actualmente residen 10 adultos mayores. Como muchos otros de estos establecimientos, formalizarse ha sido un camino largo y complejo. Por esto, el programa “Por un Bien Mayor”, de la Corporación Simón de Cirene, acogió a este recinto y este jueves 21 de octubre, junto a CMPC, firmaron un convenio para hacer entrega de un nuevo domicilio para su funcionamiento.

Así, durante las próximas semanas se harán una serie de remodelaciones en baños, habitaciones y cocina, además de la instalación de pasamanos y otras modificaciones para que el recinto cumpla con todos los requerimientos del Ministerio de Salud y pueda formalizarse.

Claudio Bravo, fundador del ELEAM Balmaceda, agradeció toda la ayuda que han recibido durante este tiempo y dijo que es una gran oportunidad para ellos y para todos los adultos mayores con los que trabajan, que ahora podrán tener una mejor calidad de vida. “Me parece maravilloso poder contar con una empresa externa que nos pueda ayudar, asesorar y complementar en cuanto a ideas. Para nosotros es un logro haber podido llegar a trabajar con ellos.  Estamos súper contentos”, señaló.

Según datos del Servicio Nacional del Adulto Mayor (Senama), actualmente en Chile operan 994 ELEAM formalizados en los que viven 24.214 adultos mayores. Además, se han identificado 323 de estos establecimientos que no cuentan con la autorización sanitaria para funcionar, de los cuales 155 están en la Región Metropolitana. Estos establecimientos no validados por la Seremi de Salud entregan cuidados a más de 3.500 residentes.

Es a raíz de este problema que la Corporación Simón de Cirene desarrolló el piloto del programa “Por un Bien Mayor” en Puente Alto, comuna que alberga la mayor cantidad de ELEAM sin autorización del país.

El alcalde de Puente Alto, Germán Codina, destacó la alianza público-privada que permitió el desarrollo de este proyecto y dijo que estas son grandes maneras de ayudar a la comunidad. También, habló de la importancia que tienen los ELEAM, ya que muchas veces los adultos mayores son dejados de lado por sus propias familias y por la sociedad. “Si hay alguien que de verdad necesita una atención digna, son nuestros adultos mayores, que muchas veces no tienen quien los reciba”, sentenció el alcalde.

Por su parte, el Subgerente de Asuntos Corporativos de CMPC, Francisco Torrealba, señaló que la sociedad está en deuda con los adultos mayores y que para la empresa, que lleva más de 100 años en la comuna, ellos son una prioridad. “Cuando golpearon nuestra puerta no dudamos en sumarnos. Con esta y otras iniciativas que hemos venido desarrollando para ir en ayuda de los adultos mayores, estamos tratando de aportar nuestro granito de arena”, dijo Torrealba.

Las modificaciones permitirán que el recinto reciba ocho nuevos residentes en un futuro cercano. Se proyecta que la nueva casa podrá entrar en funcionamiento en diciembre de 2021. 

Desde SENAMA, la coordinadora regional, Pamela Mardones, felicitó el esfuerzo de Claudio y destacó que los residentes de su ELEAM ahora vivirán en las condiciones que necesitan para una mejor estadía. “La calidad de vida de los adultos mayores que van a vivir en este nuevo ELEAM Balmaceda va a ser la que nosotros esperamos que puedan acceder todos los adultos mayores que estén en algún ELEAM en Chile”, agregó Mardones.

Por su parte, la Directora Ejecutiva de la Corporación Simón de Cirene, Alejandra Canessa, valoró el trabajo que se ha hecho en conjunto con la Municipalidad de Puente Alto y el SENAMA durante el último tiempo, además de agradecer el apoyo de CMPC para poder llevar a cabo este proyecto. “Cuesta encontrar equipos tan comprometidos como este y se nota el compromiso que tiene CMPC por el territorio en donde tiene presencia”, sostuvo Canessa.

El piloto del programa “Por un Bien mayor” comenzó en 2020 como una alianza público-privada, con el objetivo de apoyar a 17 establecimientos de Puente Alto durante la pandemia en temas administrativos e infraestructura.

Las modificaciones permitirán que el recinto reciba ocho nuevos residentes en un futuro cercano. Se proyecta que la nueva casa podrá entrar en funcionamiento en diciembre de 2021.