La Jefa del Centro de Responsabilidad del Niño del Hospital Sótero del Río se refiere en conversación con PALD sobre este tipo de accidentes y a cómo prevenirlos, los que ocurren con más frecuencia en época estival.

Con la llegada del calor y del verano, también se abre la temporada de baño en piscinas, lagos y mar, período en el que lamentablemente aumenta el número de accidentes como la asfixia por inmersión.

Según la Organización Mundial de la Salud, la asfixia por inmersión o ahogamiento, es la cuarta causa de muerte en el mundo y la primera en hombres de 4 a 14 años. En Chile, a su vez, es la primera causa de muerte en niños entre 1 y 4 años: en nuestro país se producen alrededor de 340 ahogamientos al año, de los que un 15% son niños menores de 15 años y un 80% son varones.

Los lugares de ahogamiento en niños son 55% piscinas de casas, 6% piscinas públicas, 1,5% tinas de baño, 1,5% tranques, 3% tambores y 1,5% el mar. Por lo tanto, hay que ser muy precavidos en playas, piscinas o donde haya recipientes con agua, y jamás perder de vista los niños.

Para saber más sobre este tema, las precauciones a tomar y la importancia de actuar y procedimientos a seguir ante un ahogamiento en niños y jóvenes en los primeros minutos, la Dra. Gloria Sandoval, Jefa del Centro de Responsabilidad del Niño del Hospital Sotero del Río, (que comprende Pediatría, Cirugía Infantil, Urgencia y UCI Pediátrica) conversó con PALD.

CUIDADO Y PREOCUPACIÓN EN TODO INSTANTE

-Doctora, según datos médicos, el 70% de niños que sufren asfixia por inmersión en Chile estaban siendo supervisados por un adulto al momento del accidente. Uno podría pensar lo contario, ¿no le parece?

-Exactamente. Habitualmente el adulto está con el niño, de repente se da vuelta qué se yo, para cerrar la manguera, ir a buscar algo,  y en ese segundo de descuido, pasan estas cosas. Los niños son curiosos, van a saltar la reja de la piscina o se resbalan y pueden caer. Cuando uno está a cargo de un menor, tiene que estar 100% mirándolos, en todo minuto. Y si quien está a su cargo  va a otro lugar, lo debe tomar en brazos, poner en el coche, etc. e irse junto con él.

Revisa entrevista completa en nuestra edición digital: