4 trabajadoras sexuales y el “administrador” del recinto que funcionaba en una casa están detenidos.

En horas de la noche de este lunes, de una investigación desarrollada por Efectivos Policiales de la 38ª Comisaría de Puente Alto, se logró la detención del regente de un prostíbulo que funcionaba en el domicilio particular, pero también de cuatro mujeres, todas extranjeras, que efectuaban el comercio sexual.

Según se informó, carabineros se constituyó en Calle Pichidangui, lugar en donde según llamados de vecinos se promovería el comercio sexual con personas extranjeras y con clientes aún en el interior.

Allí personal policial de servicio en la población de la Institución constató la veracidad de los hechos.

Según se explicó al momento de la llegada de carabineros se vio salir a 4 trabajadoras sexuales, de habitaciones contiguas, que se encontraban en la parte trasera del domicilio y también a dos clientes chilenos.

De ellas se informó que tres eran de nacionalidad venezolana y una paraguaya adamas del regente, un hombre de nacionalidad peruana de 50 años. Todos fueron detenidos por el artículo 318 del código penal y no respetar las normativa sanitaria vigente.

En el lugar se incautó la suma de $ 1.207.000 en efectivo y 823 preservativos, además de variada implementación para realizar actividades sexuales.

En desarrollo.