Tal como había ocurrido hace un par de semanas, efectivos de la Sección de Investigaciones Policiales (SIP) de la 20ª Comisaría de Puente Alto efectuaban patrullajes al interior de la población Carol Urzua, cuando en la intersección de Pasaje 3 detectan la presencia de tres personas y una de ellas les eran cara conocida ya que habían sido puestas a disposición del Tribunal solo días atrás por infracción a la Ley 20.000, de control de drogas.

Como en la ocasión anterior, el trío fue fiscalizado por estar en actitudes típicas y propias a las de una transacción.

Uno alcanzó a ingresar a una propiedad que tiene salidas a calle tres y el pasaje 12, deteniéndose inicialmente a las otras dos personas que se quedaron en la esquina y que resultaron ser consumidores.

Por tratarse de una flagrancia y por ser un sector conflictivo, se indicó, se pidió colaboración de otros dispositivos policiales para iniciar la intervención.

Fue así como en el interior del domicilio se procedió a la detención de la tercera persona que se encontraba en la transacción detectada por los carabineros, a la que se le encontró la cantidad de 67 papelillos contenedores de pasta base.

En el interior del domicilio había otras dos mujeres, por lo se procedió a su registro, encontrándole a la primera 80 papelillos al interior de un banano, mientras que  la segunda mujer, mantenía la cantidad de 13 papelillos en el interior de su mascarilla, siendo detenidas por infracción a ley 20.000. También se incautó dinero en efectivo, que se presume, corresponde a ventas anteriores de sustancias prohíbidas.

Todos los detenidos al interior de la casa mantenían antecedentes anteriores por infracción a la ley 20.000.

Se trataba de Cristina Silva Gálvez (la mujer que tras la primera detención quedó en libertad y con medidas cautelares menor relevencia), de Luis Leonardo Leiva, detenido también hace dos semanas en las mismas circunstancias y Paulina Vergara Farfán, quienes fueron formalizados, quedando esta vez en prisión preventiva.

El varón quedó con ingreso al Centro de Detención Preventiva de Puente Alto, mientras que las mujeres se encuentran privadas de libertad en el Centro de Cumplimiento Penitenciario de San Miguel.

OTRA CAPTURA

Al día siguiente del procedimiento descrito, personal procedió a detener en la misma esquina a un joven en los momentos que fue sorprendida en actitudes sospechosas, por lo que se procedió a su control, verificándose que tenía dosis de drogas listas para su venta.

En sus pertenencias, según los antecedentes puestos a disposición de la Justicia, mantenía  66 papelillos cuadriculados de color blanco con pasta base en su interior. También tenía dinero en efectivo, de los que no supo explicar su origen, pero se trataba de billetes y monedas de baja denominación.

Se explicó que Cintia Stefany Álvarez Cortez, presentaba antecedentes policiales, sin nada pendiente.