Con dos personas ingresadas a la urgencia del Hospital Sótero del Río con heridas a bala en sus extremidades, culminó un procedimiento policial protagonizado por un delincuente habitual  que sin provocación alguna los insultó, burló,  increpó y  luego los baleó.

El irracional acto delictual ocurrió pasadas las 13:30 horas en circunstancias que un grupo de personas se encontraba participando de una olla común gestionada para ir en auxilio de personas que lo están pasando mal por la pandemia de coronavirus y sus consecuencias económicas.

La actividad se desarrollaba con normalidad hasta que apareció en escena un delincuente habitual conocido como el “Milton”, según los antecedentes que fueron puestos a disposición del Ministerio Público.

 Sin motivo alguno se comenzó a burlar de los vecinos, al tiempo que los intentó intimidar gritando su currículum delictual. La verdad es que no le tomaron mayor asunto y le pidieron que se retirara del lugar.

 Lo anterior enardeció al descontrolado sujeto que sacó un arma de fuego y comenzó a disparar. A consecuencia de lo anterior, un hombre de 74 años, vecinos del sector recibió impactos de bala y lo propio ocurrió con su hija.

El delincuente huyó en un vehículo en el que se movilizaba, sin ser detenido, mientras que los afectados fueron conducidos al centro asistencial. El adulto mayor resultó con una fractura expuesta de fémur, de carácter grave, mientras que su hija resultó con lesiones leves, de acuerdo al diagnóstico médico.