280 familias se veran beneficiadas con departamentos de en promedio 60 mt2 tras la demolición de villa Marta Brunet.

Este sábado se realizó el traspaso de terrenos del conjunto habitacional “Doña Marta”, actividad que fue encabezada por el Ministro de Vivienda y Urbanismo, Felipe Ward y el alcalde de Puente Alto, Germán Codina.

“Nosotros como Ministerio construimos, reparamos viviendas, hacemos ciudad, pero ustedes las transforman en hogares, y acá se siente que existe esa comunidad, ese vínculo, esa unión”, señaló Ward sobre la “regeneración urbana” que comenzará a desarrollarse tras la demolición de viviendas en la entonces villa Marta Brunet.

Según señala el MINVU, en el lugar se construirán 30 torres de 4 pisos, lo que logrará que 280 familias tengan un nuevo hogar de aproximadamente 60 mt2, faenas que concluiran en mayo del 2022.

“La lección que nos queda como país es que, muchas veces nos equivocamos en el desarrollo de la política habitacional y urbana en ciertos sectores como en Marta Brunet de Bajos de Mena, en Puente Alto. Implica que hay que volver a diseñar, demoliendo algunas viviendas, ensanchando calles, y en definitiva, implica construir ciudad sobre ciudad”, indicó el mismo jefe de cartera.

Por su parte, el alcalde Germán Codina, dijo al respecto que “uno como alcalde tiene que sumarse a lo que la gente está pidiendo. Entre quedarnos en la Marta Brunet como estamos, a tener la opción de que algunos departamentos sean mejorados y que así se vaya haciendo un proceso de verdad de cambio de la calidad de vida de las personas. La política habitacional ha mejorado con el transcurso de estos años y permite hoy construir viviendas con espacios más dignos –de 60 metros cuadrados– casi el doble de los primeros que se entregaron en Bajos de Mena o en el Volcán. Decirles a los dirigentes que aquí estoy para acompañarlos en lo que sea necesario”.

En la instancia también se especificó que “Doña Marta” contará con 10 viviendas con adaptaciones para personas con movilidad reducida, tendrá como equipamiento una sede social, áreas verdes y locales que podrán destinarse al comercio y que el 80% del total de beneficiarios son mujeres mayores de 40 años.