Usuarios han tenido que hacer fila más de 2 horas para ser atendidas, sin que se respete el distanciamiento social. 

En algunos locales la entrega de números de atención ha generado conflictos con los guardias de seguridad. 

Literalmente la gente está perdiendo la paciencia con la deficiencia en el servicio de atención presencial de algunas instituciones públicas, como lo es el BancoEstado. 

Las quejas son múltiples y diarias, en especial por las extensas filas y el tiempo  de espera de los usuarios y clientes, que han sobrepasado las dos horas en muchos casos. 

El calor y la pandemia, además de las largas filas, ha hecho que los ánimos no sean de los mejores entre los puentealtinos que tienen que hacer trámites en la zona céntrica. 

No hay día en que no ocurran aglomeraciones, en especial en las instituciones clave como lo es el BancoEstado, donde el ServiEstado Express ha tenido una serie de problemas por su deficiencia en la atención. 

El caso más preocupante ocurre en el local de Concha y Toro, donde cada día es posible ver filas interminables y donde el promedio de espera es más de una hora y media y más. 

En este lugar los guardias ordenan a los clientes en tres filas: atención general, preferencial y trámite por tarjeta de la cuenta RUT. 

Al interior del recinto todos los módulos están habilitados para recibir a los clientes, pero el personal hace lo que puede y trata de dar una atención eficaz. 

Sin embargo, es la espera y las condiciones en las que están en plena vereda lo que indigna a los puentealtinos. 

LA VOZ DE LOS VECINOS 

Han sido los propios usuarios del BancoEstado que han expresado su malestar por esta situación que se repite a diario y que al cierre de esta edición no tiene visos de mejora.

Sigue leyendo en nuestra edición impresa.