Tras los sucesos ocurridos posteriores al estallido social del 18 de octubre de 2019, y los excesos cometidos por agentes policiales  a manifestantes en Puente Alto, se conforma la Brigada DDHH Cordillera,  quienes estuvieron presentes en las protestas que se generaron en la comuna, documentando a través de fotografías, videos y testimonios cada uno de los abusos cometidos, e igualmente, prestando la atención médica necesaria según lo requiriera el caso.

“Actualmente la Brigada DDHH Cordillera la conformamos 9 personas”, comenta a PALD Paula Ocares,  encargada e comunicaciones de la agrupación. “Somos un grupo bien diverso, pues hay  profesionales de la educación, de la salud, una psicóloga,  y hay dos chicas que están estudiando derecho”, agrega.

Ada Álvarez, quien ejerce funciones de archivadora, comenta que en las protestas de la comuna muchos jóvenes sufrieron heridas de balines, así como contusiones producto de lanzamiento de bombas lacrimógenas. “Recuerdo una manifestación de estudiantes de la Consolidada, que estaban en la plaza, todo bien, hasta que fueron a la Gobernación Cordillera… ¡ahí recibieron de todo! sin provocación alguna. Así, hay muchos casos,  como de gente que iba pasando, que no tenían nada que ver y sufrió lesiones o fue detenida”, afirma.

Cuenta que si bien las manifestaciones ya con la llegada de la pandemia -en marzo del 2020- comenzaron a disminuir, eran muchos los casos de abusos y detenciones ilegales que ya habían registrado. “Íbamos a las comisarias, a los hospitales, consultorios, etc. Todo lo documentamos, y llegamos a la conclusión que algo debíamos hacer con todo ese material. Comenzamos a contactar, a recolectar información de las personas afectadas, a buscarla y así poder brindarles ayuda. Mucha gente quedó mal, y hablamos tanto a nivel físico como psicológico”.

Gestión y resultados positivos

El 20 de agosto del presente año, la Brigada DDHH Cordillera dio a conocer los casos en la Comisión de DDHH y Verdad Histórica de la Convención, y a los días les llegó una invitación a ser parte de una audiencia pública del Concejo Municipal de Puente Alto, la que se  realizó en el sector de Casas Viejas, en donde presentaron lo mismo expuesto anteriormente, solicitando la posibilidad de implementar un programa de reparación médica y sicológica  para víctimas de la represión estatal en el contexto de las manifestaciones producto del estallido social.

“Lo bueno es que la respuesta fue bien rápida, pues pensamos que con suerte nos contestarían en marzo del próximo año, luego de las elecciones (…) Posteriormente nos citaron a una reunión más privada con el alcalde Codina y su equipo más cercano, la primera semana de octubre. Estamos muy agradecidos por la gestión, y hasta la fecha, son 30 las personas que han recibido ayuda y atención. Aún estamos contactando a más gente, pero ha sido un trabajo complejo, pues muchos se han cambiado de domicilio”, señala Ocares.

Si desea contactar para mayor información, puede hacerlo al Whatsapp +569 9487 7229 – +569 4299 5731 / email: ddhhpuentealto@gmail.com / Facebook: Derechos Humanos Cordillera