El ministro de Educación Marco Antonio Ávila, aseguró que el servicio de alimentación que entrega la Junaeb se mantendrá durante esa a semana extra de receso -del 30 de junio al 8 de julio- respecto al calendario original.

¿Qué pasó?

El Ejecutivo confirmó durante esta jornada -en el balance televisado del Ministerio de Salud-, la modificación en el calendario de vacaciones de invierno para estudiantes pertenecientes a colegios públicos y privados, de 14 regiones del país.

Las vacaciones se adelantarán y se extenderán una semana. Tal decisión se tomó debido a la gran ola de contagios por coronavirus, sumado a la circulación de diversos virus que se propagan en este frío período del año.

Asimismo, el ministro garantizó que el servicio de alimentación que entrega la Junaeb se mantendrá durante esa a semana extra de receso -del 30 de junio al 8 de julio- respecto al calendario original.

La medida se habría decidido luego de que varios alcaldes y comunidades educativas revelaran que los recintos de salud, de sus respectivas comunas, estaban presentando un aumento de consultas y hospitalizaciones de niños, a raíz de diversos virus respiratorios, tales como la parainfluenza y el sincicial.

En el balance del Minsal, el Ministerio de Educación confirmó lo que había anticipado temprano el seremi de Salud del Biobío, Eduardo Barra, quien explicó que “la intención al generar un aumento en el tiempo de vacaciones es, en la práctica, ojalá llegar a un peak (de cifras de contagios) y de ahí tener una meseta que tienda a la declinación, más que siga aumentando”.

Aysén y Magallanes no sufren cambios

Según detalló el ministro Ávila, la medida se aplicará entre las regiones de Arica y Parinacota y la de Los Lagos, que pasarán de tener dos a tres semanas de vacaciones, las que partirán el jueves 30 de junio; las clases se retomarán el lunes 25 de julio.

Esta decisión, que “es obligatoria para todos los establecimientos educacionales, tanto públicos como privados” -con excepción de aquellas cuyo calendario está organizado en trimestres-, tiene como objetivo “reducir el contacto entre estudiantes y la circulación de virus respiratorios”, sostuvo el titular de Educación.

En tanto, en las regiones de Aysén y Magallanes no verán cambios en sus vacaciones de invierno que ya tenían de tres semanas, con fecha de inicio el jueves 7 de julio y de retorno el 1 de agosto.

Colegio de Profesores valora la medida

Desde el Colegio de Profesoras y Profesores de la Región Metropolitana reaccionaron afirmando que apoyan el adelanto, pero también llamando a tomar medidas de fondo, como disminuir el número de alumnos por sala, contar con filtros de aire, entre otras cosas.

El presidente del Colegio de Profesores, Mario Aguilar, señaló: “Esta medida viene a confirmar lo que han señalado anteriormente, de que los colegios no están preparados para una buena condición sanitaria con respecto a las enfermedades respiratorias”.

“Hemos dicho que 45 estudiantes hacinados en una sala de clases es un exceso y que en muchos colegios no hay una condición de ventilación adecuada. Hemos precisado la necesidad de que existan filtros de aire, medidas que hemos dicho en febrero, marzo respecto al Covid, pero hoy también aplica a los demás virus respiratorios que están colapsando las unidades hospitalarias pediátricas”, completó.

Por último, Aguilar valoró el anuncio si es que va en ayuda a descongestionar los hospitales, pero recalcó que “hay un tema de fondo que no se resuelve con esta medida que es un paliativo, sino que hay que avanzar hacia un menor número de estudiantes por sala de clases y que estas tengan las condiciones sanitarias para evitar estos episodios” finalizó.