• CMPC, a través de su filial Softys, enviará diez ventiladores mecánicos y dos dispositivos de ventilación mecánica dual de emergencia al Hospital Nacional Edgardo Rebagliati Martins de Lima, uno de los más demandados de la capital peruana durante la emergencia por Covid-19.

Siguiendo con el compromiso de Empresas CMPC para contribuir a la mitigación de la pandemia por Covid-19, tanto en Chile como en los distintos países en los que opera en Latinoamérica, la compañía enviará diez ventiladores mecánicos, modelo Neyün, y dos dispositivos de Ventilación Mecánica Dual de Emergencia, modelo Neyün Split, a Perú, ambos desarrollados y fabricados cien por ciento en Chile.

Al momento, el país vecino superó la barrera de los 800 mil contagios, colocándolo en el sexto lugar de los países del mundo con más casos confirmados, y en el tercer lugar respecto a los países de Latinoamérica, por lo que su necesidad de sumar más y mejores herramientas para combatir o mitigar los efectos de la pandemia, son parte de sus prioridades.  

Los equipos denominados Neyün – que significa “respirar” en mapudungún- fueron fabricados por la empresa chilena DTS y son donados por CMPC a través de su filial Softys. Una vez que arriben a dicho país, serán entregados por Softys Perú al Hospital Nacional Edgardo Rebagliati Martins de Lima, uno de los más demandados de la capital peruana durante la emergencia sanitaria.

El ministro de Ciencia, Tecnología, Conocimiento e Innovación, Andrés Couve, señaló que este es “un momento importante para celebrar las alianzas, para celebrar el trabajo, que no solamente tiene que ver con la fabricación de ventiladores mecánicos sino que también cómo el proceso ha sido una inspiración para la comunidad de innovación; ha sido un desafío para establecer validaciones en Chile de equipamiento médico a través de una alianza con las universidades; y por lo tanto un paso adicional para que podamos concretar esta fabricación de ventiladores mecánicos como un aporte sustancial de la comunidad de innovación y ahora a nivel latinoamericano”.

El presidente de Empresas CMPC, Luis Felipe Gazitúa, afirmó que “nosotros creemos que compañías como la nuestra deben involucrase para ayudar a buscar soluciones a los problemas que estamos viviendo. Creemos que una compañía del tamaño, presencia e historia de CMPC, con 100 años en el país, tiene la obligación de hacerse cargo de cuestiones que antes las mirábamos como problemas ajenos. El ayudar y cooperar en el problema sanitario nos ha parecido una necesidad. En esta contingencia, los ventiladores salvan vidas, y por más mínima que sea la cantidad, creemos que es lo menos que podemos hacer”.

Agregó que “tenemos hace un cuarto de siglo presencia en Perú, por lo cual nos sentimos una compañía peruana más, por tanto, no podríamos dejar de tender una mano a aquellos lugares donde estamos y que nos han recibido como locales. Damos trabajo directo a más de 1.500 personas en Perú, reconocemos la historia de desencuentro que ha existido entre ambos países, pero tenemos muchas razones para hacer cosas en conjunto y para mirar el futuro siempre como naciones hermanas”.

Por su parte, Jaime Pomareda, embajador de Perú en Chile, autoridad encargada de facilitar por parte del gobierno peruano las gestiones de donación e ingreso de los equipos al país vecino, expresó que “esta no es la primera vez que CMPC nos apoya y ayuda. Ya ha enviado generosamente a Perú equipamiento para protección y ha cooperado con cientos de peruanos que, a falta de vuelos de repatriación, se han estado quedando en albergues en Chile”.

Los ventiladores fueron desarrollados en solo tres meses por Desarrollo de Tecnología y Sistemas (DTS) en colaboración con Empresa Nacional Aeronáutica (Enaer) y Maestranzas del Ejército (Famae).