Este beneficio favorece al 40% de los hogares más vulnerables del país. 

La Superintendencia de Servicios Sanitarios (SISS) informó que cerca de 31.000 familias se han visto favorecidas con la postergación del pago de agua potable y alcantarillado en la pandemia, gracias al acuerdo entre el Gobierno y las empresas.

Sigue leyendo en nuestra edición impresa.