El músico y productor formó parte de la orquesta de mariachis de la destacada artista mexicana. Posteriormente, la acompañó una vez más en un show agendado en el Gran Arena Monticello.

El martes 25 de febrero Ana Gabriel se presentó por cuarta vez en el escenario de la Quinta Vergara, oportunidad que se llevó todos los premios del Festival de Viña del Mar, en una sólida y emotiva presentación.

En la oportunidad, en la orquesta de mariachis que acompañó a la “Diva de América” -que estuvo conformada por músicos mexicanos y chilenos en igual número- se encontraba el puentealtino Carlos Lobos, en la guitarra.

Lobos, quien además es productor musical,  se dedica desde hace años a promover artistas locales en el  país azteca, gracias a una alianza que mantiene con radio La Frontera de México.

Semanas antes ya había participado en el  “31º Festival de Chanco”, el evento más importante de música mexicana en Chile, donde tuvo la responsabilidad de dirigir la orquesta de mariachis del certamen. Dicho festival fue transmitido por televisión abierta por primera vez en su historia, a través de La Red.

“Fue en esa instancia que conocí a alguien que mantenía contacto con Ana Gabriel y se me hizo la invitación a forma parte de su orquesta en los shows en el Festival de Viña del Mar y en el Gran Arena Monticello, que tomó lugar a los pocos días”, señala Lobos.

EXPERIENCIA ÚNICA

De esta forma, el puentealtino tuvo cerca de dos semanas para practicar el repertorio que la mexicana interpretaría en su nueva visita a nuestras tierras. “Ensayamos de forma individual y luego nos unimos a ella en un ensayo general en Viña”, comenta.

Respecto a su experiencia, tanto en el Festival de Viña como en el Arena Monticello, describe a ambas como “maravillosas” y  como uno de los momento más altos en su carrerea profesional.

“Tuve la ocasión de compartir un ratito con ella. Es una persona muy simpática y cercana. La admiro pues es compositora y a la vez, produce su propia música. Ana Gabriel es una estrella de renombre, que ha estado presente en muchos festivales, es una estrella internacional. Además, la orquesta de la que formé parte estuvo integrada por músicos de muy alto nivel. Disfruté mucho el estar en ambos escenarios”,  concluye.

(Nota y fotografía en edición impresa de sábado 7.3.20)