Tres de las víctimas permanecieron durante 30 horas en cautiverio, en un inmueble ubicado en Puente Alto, según informó la Policía de Investigaciones.

¿Qué sucedió?

Un amplio operativo en dos comunas del gran Santiago efectuó la PDI, para desorganizar a dos bandas venezolanas, que entre diversos delitos, destaca el de secuestros extorsivos.

Dicha operación llevó por nombre “Clandestinos”, donde detuvieron a 14 antisociales, quienes también estaban siendo buscados por posesión de armas y tráfico de drogas. Puente Alto y Recoleta, fueron las comunas donde fueron descubiertos.

Secuestro: un delito traído por extranjeros

 “En el caso del primer delito (secuestro extorsivo), este corresponde a un hecho ocurrido el 31 de octubre, donde secuestran a tres ciudadanos chilenos, quienes permanecen en cautiverio por al menos 30 horas en la comuna de Puente Alto”, explicó el subprefecto Hassel Barrientos, jefe de la Bipe de la PDI.

El objetivo de las retenciones era extorsionar a las familias de los afectados a cambio de dinero, cuyos montos solicitados alcanzaban los $10 millones y las instrucciones, según las pericias de Fiscalía, eran enviadas desde el extranjero.

“Se obtuvo información que existían instrucciones telefónicas desde el extranjero hacia los imputados en Chile”, agregó Calvo, aunque se desconoce si tienen relación con el Tren de Aragua.

¿Cuáles serían las penas?

En cuanto a las penas que arriesgan los detenidos, el abogado Branislav Marelic, explicó que variará de acuerdo a las circunstancias de la comisión: “Puede ir desde los 3 años hasta cadena perpetua, dependiendo si se cometieron ciertos delitos asociados al secuestro, si se pidió rescate o si hay menores de edad involucrados”.

Por último, todos los detenidos son migrantes irregulares que buscan zonas sin presencia policial para asentarse y cometer los ilícitos.