Un sujeto de 21 años, sin antecedentes policiales previos, terminó en prisión preventiva tras ser formalizado por porte de arma de fuego prohibida y munición.

Los hechos que terminaron en su detención ocurrieron cuando motorista de la 66ª Comisaría Bajo de Mena realizaban labor preventiva al surponiente de la comuna. Transitaban por el pasaje El Andamio, cuando al llegar a Quitalmahue detectaron la presencia de un joven con ropas deportivas que bebía en la vía pública una cerveza.

Se le efectuó un control de identidad y en el registro de sus vestimentas y de una mochila que cargaba en la espalda, carabineros encontró una escopeta recortada en su cañón y culata, que además estaba con una munición y lista para ser usada.

El arma no tenía número de registro, por lo que fue remitida al Laboratorio de carabineros para los respectivos peritajes, mientras que el hombre identificado como Francisco Pérez D., fue detenido y quedó en calidad de imputado a disposición de la Justicia.

Una vez formalizado, el mencionado quedó en prisión preventiva por ser considerado un peligro para la seguridad de la sociedad, ordenándose su ingreso a un recinto penal.

Se fijó un plazo inicial de cierre de investigación de 100 días.