La madrugada del domingo, en la intersección de las calles Óscar Bonilla con La Paz, fue asesinado Cristián Antonio Vega Rojas, de 42 años, por un individuo que baja desde un vehículo blanco, ejecutando dos disparos en su cara.

¿Los hechos?

Vecinos hicieron llamado al 133 de Carabineros, señalando que habían escuchado disparos, por lo que se hicieron presentes efectivos de la Sub Comisaría de San Gerónimo en el lugar. La víctima se encontraba tendida y fue identificada posteriormente por familiares, que habitaban en dicho sector.

A través de registros audiovisuales, se logra determinar que el malhechor –un hombre de alrededor de 30 años, alto y de contextura delgada-, lo persigue, hasta que los disparos hicieron desplomar a su víctima. Cristián cayó al piso y el antisocial no satisfecho con su cometido, se acercó y lo golpeó con un objeto en la cabeza reiteradas veces, para luego huir en dirección desconocida.

El hecho criminal ocurrió cercano a las cuatro de la madrugada; existe un testigo clave –prefiere guardar su identidad por miedo a represalias-, que desea cooperar con la Brigada de Homicidios de la Policía de Investigaciones, quienes estarán a cargo de la investigación. Además se cuenta con las cámaras de seguridad del sector, que permitirán aclarar con mayor rapidez este fatal suceso.

Según versiones que recopilaron sus familiares, el anónimo pistolero iba acompañado por una mujer joven.

Las sospechas

Una persona con vínculo de parentesco del fallecido, cuenta que los sospechosos de este crimen pertenecen a su núcleo familiar, en el que está involucrado un futbolista, dado que sostuvieron una discusión meses antes, para luego recibir distintas amenazas.

Él (la víctima), era una buena persona, le ayudaba a su madre a vender en la feria, trabajaba en la población haciendo diversos trabajos”, señaló la mujer.

Sus cercanos y amigos desean que esto se aclare, que la justicia logre capturar a los culpables y que no exista ningún tipo de impunidad, porque “no fue justa la manera en que murió”, señaló uno de ellos.

En este momento Cristián Vega está siendo velado en su domicilio, Carabineros se encuentra haciendo rondas de vigilancia, con el objeto de proteger a los afectados. Sus restos mortales serán llevados mañana al cementerio Bajos de Mena, para dar su último adiós.

(Más información en edición impresa de sábado)