Apoderados denuncian supuestas agresiones de funcionario en escuela

3120

Desde ayer, padres y apoderados se han reunido en las afueras del centro educacional Matte Mesías, para protestar en contra de supuestos abusos hacia los niños de enseñanza básica.

¿Qué pasó?

“No hagas oídos sordos al abuso escolar”, “Los niños no se tocan” y “Basta de encubrir y ser cómplices de abusos”, fueron algunas de las pancartas que exhibieron apoderados de la “Matte”, como es conocido por los puentealtinos este establecimiento, en el segundo día de movilización por vulneración de derechos de un niño.

Conversamos con ellos, quienes acusan a un educador que lleva años de trayectoria en el establecimiento, que habría ejercido malos tratos hacia un niño de sexto básico en el casino del colegio, por el hecho de negarse a comer.

El hecho

El alumno se dirigió al comedor como era habitual en hora de almuerzo, pero se abstuvo de comer lentejas, debido a no ser dicha comida de su gusto. A la salida se encontraba el acusado, quien lo habría tomado del brazo en señal de desaprobación a su conducta, gritándole que debía volver al casino y lanzándolo al lugar obligándolo a terminar el plato.

El niño actualmente se encuentra con licencia, su diagnóstico: desgarro en una de sus piernas. La denuncia se presentó a Fiscalía.

No obstante, el afectado pasa por un período de episodio post traumático, ya que siente temor al retorno a clases y reencontrarse con el denunciado profesor.

Según cuentan los manifestantes a PALD, el colegio cuenta con decenas de cámaras de seguridad, sin embargo en esa oportunidad “no había ninguna funcionando”.

Se suman comentarios de los apoderados, confirmando que el educador supuestamente no ejerce buenos tratos hacia los estudiantes, indicando: “Es un hombre que trata a los alumnos con garabatos y hace comentarios muy desubicados a las niñas”, o relativo a no darse a conocer estos hechos, otro opinó: “Es una cosa insólita como lo cubres, lleva años trabajando en este colegio”.

Este medio no logró acceder al director, con el fin que  entregara su versión, fue una auxiliar que nos avisó la comunicación con la inspectora, quien tras varios minutos, tampoco se presentó.