La mujer ha llevado el sentir de Pirque y su quehacer cultural a diversas rincones de Chile.

Una de las expresiones literarias más importantes de la cultura popular chilena es el canto en décimas, género que se ha convertido en un símbolo de la cultura tradicional campesina del Valle Central. El canto a lo poeta, como le llaman sus propios cultores, es tanto literatura como interpretación simbólica del mundo.

En Pirque, Angélica Muñoz es una de su mayores representantes, quien ha difundido el canto a lo poeta, llevando además la identidad pircana y sus tradiciones a diferentes rincones del país desde Arica a Chiloé, y también en un par de ocasiones, en el extranjero.

Mayor de cinco hermanas, y proveniente de una familia con larga tradición en el comercio en la comuna de aires rurales, Angélica dice que fue complicado en un principio para sus padres y entorno el aceptar que fuera la “artista” de la familia. “No entendían mucho esta locura”, afirma.

Fue a los 13 años, cuando la escucharon cantar, que se dio cuenta que tenía aptitudes. Luego formó parte del coro de la iglesia, participando junto a otros músicos en festivales comunales, “fue cuando conocí la poesía popular y al décima, a mis 23 años, que quedé maravillada. Desde entonces me quede a vivir con ella”, afirma con emoción.

Cuenta con orgullo que conoció a Santos Rubio -un icono de la cultura pircana, famoso payador, poeta, cantor popular, y “guitarronero”- a quien reconoce como su mentor y su gran influencia, con quien compartió por muchos años, hasta su partida.

EXPERIENCIAS INOLVIDABLES

Angélica es actualmente la encargada de la organización cultural del Pueblito de Artesanos de Pirque, lugar en el cual también tiene su puesto de artesanías.  “Siempre me gustó el tema de las manualidades, de chiquitita.  Partí haciendo figuras y monitos de tela, de pompones, etc. He participado con los años en diversas ferias exponiendo mis productos (…) En estos momentos, estoy incursionando en un proyecto en el cual deseo poner en valor el patrimonio natural de la flora endémica de la cordillera central, a través de mis creaciones en manualidades,  y lo fascinante de esto, es que quiero complementarlo con la décima explicativa a nivel musical”, comenta.

La mujer dice que el sentido de pertenencia a la comuna que la vio nacer es inmenso, lugar del que nunca se ha movido, llevando siempre el nombre de Pirque y sus tradiciones e historia al mundo. Un ejemplo de esto es su aparición en el libro “Un Encuentro de Hermandad – Decimas”, que reúne obras de 28 poetas americanos, con versos de su autoría, el cual fue publicado en octubre del pasado año.

En el  2018 en tanto, fue invitada al “XII Festival Cervantino”, llevado a cabo en la ciudad De Azul,  Provincia de Buenos Aires, en Argentina, en que se realza el quehacer artístico en la “lengüa de Cervantes”. “Fue una maravillosa experiencia, de las más emotiva que he vivido. Creo es una gran responsabilidad el llevar el ‘canto a poeta’ a diversos lugares… esto es algo con lo que una se despierta y se acuesta, es ya parte de mi ser”, reflexiona.